martes, 30 de abril de 2013

Campamentos para volver "hombres" a jóvenes gays

Muere adolescente homosexual tras intento de 'volverlo hombre'

Los adolescentes fueron sometidos a una dieta inhumana, torturados y finalmente asesinados durante su estancia en un campamento donde se comprometieron a "volverlos hombres". Una fotografía de uno de ellos, Raymond Buys, de 15 años de edad, tomada en 2011 mostraba su esquelético cuerpo luchando aún por seguir con vida.
Tan sólo 10 semanas antes, sus padres lo habían inscrito en el entrenamiento del Echo Wild Game Rangers en Sudáfrica, en perfecto estado de salud. Luego Raymond llegó al hospital, en estado de franca desnutrición, deshidratado, uno de sus brazos estaba roto en dos, además tenía quemaduras y heridas por todo su cuerpo.
Permaneció 4 semanas en cuidados intensivos y finalmente murió. Ahora el "general" del campamento, Alex De Coker, de 49 años de edad, así como uno de sus empleados, Michael Erasmus, de 20 años de edad, enfrentan cargos por asesinato, maltrato y abandono de menores, entre otros. "Envíe a mi hijo a este curso para hacer de él un hombre mejor, para brindarle un futuro mejor", confesó la madre de Raymond, "Le confíe su vida al señor Alex Coker".
La semana pasada la Corte de Distrito de Vereeniging escuchó el testimonio de un muchacho que había compartido tienda de campaña con Raymond durante su estancia en el citado campamento.

Gerhard Oostuizen, de 19 años, declaró que "Ray" era encadenado cada noche a su cama, se le negó permiso para ir al baño y en una ocasión fue obligado a comer sus propias heces. También relató que su compañero fue golpeado con tablas, mangueras y palos, cuando no pudo llevar a cabo algunos trabajos manuales.
La peor parte era cuando De Coker, electrocutaba a Ray quien permanecía desnudo, atado y con una funda de almohada cubriendo su cabeza.

Ray es uno de al menos tres casos reportados en Sudáfrica. Melanie Nathan, activista LGBT, dijo que los tres jovenes habrían sido identificados como "gay y claramente afeminados". No es el primer caso por el que Alex De Coker ha sido acusado de abuso y asesinato de menores, en 2009 enfrento casos similares pero fue absuelto y se le permitió continuar al frente de dicho "campamento de conversión".
Fuente: tabascohoy.com

Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción

La CAQ es un tratado internacional por el que se prohíbe el desarrollo, la producción, el almacenamiento, la transferencia y el empleo de armas químicas, y se dispone además la destrucción de estas armas en un plazo de tiempo específico. La CAQ entró en vigor en 1997 y otorgó a la OPAQ el mandato de erradicar para siempre el flagelo de las armas químicas y de verificar la destrucción, en los plazos establecidos, de los arsenales de armas químicas declarados.
La CAQ tiene carácter único, pues constituye el primer tratado multilateral destinado a prohibir toda una categoría de armas de destrucción en masa y a velar por la verificación internacional de su destrucción. Asimismo, se trata del primer tratado de desarme negociado en un marco completamente multilateral, en pro de una mayor transparencia y de su aplicación por igual en todos los Estados Partes. La CAQ se negoció asimismo con la plena participación de la industria química de todo el mundo, lo que permitió asegurar la cooperación constante de la industria en el régimen de verificación industrial de la CAQ. La CAQ asigna por mandato la inspección de las instalaciones industriales, a fin de garantizar que las sustancias químicas tóxicas se emplean únicamente para fines no prohibidos por la CAQ. Leer texto completo

La guerra de Vietnam

Conflicto en la península de Indochina que tuvo lugar entre mediados de los cincuenta y mediados de los setenta y que enfrentó a los EE.UU. y el gobierno de Vietnam del Sur  por un lado, contra Vietnam del Norte y las guerrillas comunistas que actuaban en Vietnam del Sur por otro. La guerra terminó extendiéndose también a Laos y Camboya. La guerra del Vietnam fue la más larga de la historia norteamericana, supuso para este país una experiencia de fracaso y frustración, constituyendo, sin lugar a dudas, el más serio fracaso de EE.UU. en la guerra fría.
El inicio de la implicación americana se remonta a inicios de los cincuenta cuando apoyaron los desesperados intentos de Francia por mantener su presencia colonial en Indochina frente a las fuerzas comunistas del Vietminh. La derrota francesa y los Acuerdos de Ginebra de 1954, que consagraron la partición de Vietnam en dos, llevaron a que Washington volcara su apoyo en el régimen anticomunista de Vgo Dinh Diem en Vietnam del Sur que hacía frente al Vietnam del Norte comunista, apoyado por la URSS.
La corrupción de Diem hizo a su régimen crecientemente impopular y finalmente fue derrocado y asesinado por sus propios militares en 1963. Mientras tanto se había creado en Vietnam del Sur el Frente Nacional de Liberación (FNL) donde se aglutinaba toda la oposición incluyendo los comunistas.
En 1964, la situación parecía desesperada para Vietnam del Sur. EE.UU., alegando como justificación el incidente de Tonkín contra su destructor Maddox el 2 de agosto de 1964, inició una intervención abierta. Se pasó de 4000 soldados norteamericanos en 1962 a casi 500.000 en 1967. Los bombardeos masivos, el uso de agentes químicos, la crueldad de la primera guerra retrasmitida por los medios de comunicación hicieron enormemente impopular la política de EE.UU. en el Tercer Mundo, el bloque comunista y en partes significativas de la opinión pública occidental. Dentro del propio país, la oposición a la guerra se extendió entre la juventud ligándose a movimientos contra el sistema, como el movimiento "hippie".
Tras la ofensiva vietnamita del Têt en 1968, el presidente Johnson decidió el progresivo desvinculamiento del conflicto y la búsqueda de una solución negociada. Tras una compleja fase de negociaciones y enfrentamientos militares, se firmó en París en enero de 1973 un acuerdo de paz. En agosto de 1973, el Congreso norteamericano prohibió cualquier reanudación de la intervención norteamericana. La retirada de las tropas estadounidenses hizo que el régimen de Vietnam del Sur se derrumbara inmediatamente. La ofensiva final comunista tuvo lugar en la primavera de 1975. El 17 de abril, Phnom Penh cayó en manos de los Khmers Rojos y el 30 los comunistas tomaron Saigón. La guerra había terminado.
La derrota supuso un verdadero trauma para EE.UU. 58.000 muertos, 300.000 heridos, centenares de miles de soldados con una amplia adicción a las drogas y con serios problemas de adaptación a la vida civil, el orgullo de potencia herido... Lo que se vino a denominar el "síndrome de Vietnam" supuso en el corto plazo una gran renuencia a la intervención militar exterior por parte de la potencia norteamericana. Fuente: historiasiglo20

China. Encierran a mendigos en jaulas para que no molesten a los visitantes

El llamativo suceso tuvo lugar en una ciudad de China, donde los funcionarios tomaron semrejante decisión para "proteger" a los visitantes en un tradicional evento religioso. El trato dispensado a los menesterosos fue peor que a los animales.
La seguridad es un aspecto que los chinos cuidan mucho cuando se trata de grandes eventos y dar acogida a turistas internacionales. Sin embargo algunas medidas parecen extremas e innecesarias.
Leer más

Incompatibilidad entre estudio y trabajo infantil

Las condiciones laborales, el número de horas y la jornada matinal son los factores que más negativamente afectan al desarrollo académico de los niños que trabajan. Con datos extraídos del proyecto que promueve la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Universidad de Sevilla, Edúcame Primero Colombia, un grupo de investigadores ha confirmado la incompatibilidad entre el estudio y el trabajo infantil, según ha informado la agencia SINC. La Organización Mundial del Trabajo asegura que en 2010 aproximadamente 215 millones de niños trabajaban en todo el mundo. Esta cifra se ha reducido progresivamente en áreas de Asia, el Pacífico, Latinoamérica y el Caribe, sobre todo en los trabajos considerados como más duros y peligrosos, realizados por los niños más pequeños. Sin embargo, el número de trabajadores situados en la franja de edad entre 15 y 17 años ha aumentado en el último quinquenio, según este organismo. Este estudio internacional analiza la situación de 3.302 niños en Colombia y avanza que existen tres factores especialmente importantes y condicionantes para los resultados escolares: las condiciones del trabajo, el número de horas de la jornada y que el horario laboral sea de mañana. La investigación ha sido publicada en la revista International Journal of Educational Development. En el país sudamericano, el trabajo está permitido a partir de los 15 años y siempre que los padres o representantes legales tramiten el permiso ante el inspector de trabajo. Cuando el joven tiene entre 15 y 17 años, solo puede trabajar seis horas diarias y hasta 30 semanales con horario diurno. Según la encuesta del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, de Colombia, durante el último trimestre de 2011 la tasa de trabajo infantil en el país fue del 12%. En los jóvenes de entre 15 y 17 años, el porcentaje ascendió hasta el 27,7%. En este contexto, los investigadores entrevistaron a 3.302 familias que tenían un hijo o hija participando en el programa Edúcame Primero Colombia, dirigido por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos y el Ministerio de Protección Social de la República de Colombia. La implementación y la evaluación formativa del programa de intervención ha sido desarrollada por el grupo de investigación de la Universidad de Sevilla Laboratorio de Redes Personales y Comunidades que dirige el profesor Isidro Maya Jariego. Nueve años de media De forma general, fue la madre la persona quien contestó a las preguntas y, del total de menores, 1.453 eran niñas y 1.849 eran niños, con una edad media de nueve años. “Al principio solamente entrevistamos a las familias, que actuaban de informantes de la situación familiar, laboral y educativa de los niños y niñas”, explica a SINC Isidro Maya Jariego, coautor de la investigación. El objetivo de las entrevistas era evaluar las variables sociodemográficas y económicas de las familias, así como las características y las condiciones educativas y laborales de los menores, señala el investigador. Algunas fueron las condiciones y el tipo de trabajo, las horas trabajadas de forma diaria y semanal y la edad a la que los menores empezaban a trabajar. Que el trabajo infantil influye de un modo negativo en el desarrollo escolar era algo ya conocido por los investigadores. Sin embargo, tras su proyecto, los investigadores han observado que ciertos aspectos son más condicionantes que otros. Riesgos físicos y psicológicos En primer lugar, la clase de trabajo que realizan y el sometimiento a situaciones con riesgos físicos o psicológicos resultaron en un impacto negativo en los resultados académicos de los niños. La intensidad, medida por el tiempo que ocupa la jornada laboral, aparece en la investigación como otra condición importante. En cuanto al número de horas semanales dedicadas al trabajo, “estas afectaron muy negativamente a los resultados académicos ya que, frente al trabajo adulto, en el caso de los niños es muy irregular y en ocasiones las tareas relacionadas con la colaboración en el hogar surgen en cualquier momento”, según el estudio. Por último, el hecho de trabajar por las mañanas supone que la competencia entre la jornada laboral y el colegio es mayor, ya que “la coincidencia entre el trabajo y la escuela desemboca, en muchos casos, en el abandono escolar de los menores”, señala este profesor de la Universidad de Sevilla. Necesidad de colaborar en el negocio familiar La maternidad o paternidad en edades tempranas, la necesidad de ocuparse de responsabilidades familiares y el alto coste de la educación son otros de los motivos causantes del abandono escolar. Esta investigación ahonda en torno a la relación entre el trabajo infantil y la evolución académica, que dista mucho de ser sencilla puesto que existe una clara competencia entre ambas. Según el investigador, “es importante analizar el impacto específico que el trabajo infantil tiene sobre el contexto educativo del menor como contexto de desarrollo”. En un futuro, “sería interesante incluir otras variables que reflejen los resultados académicos de forma más holística, como la experiencia del niño según el entorno del centro educativo”, concluye. Fuente: Universidad de Sevilla

Estado de excepción en Chile: situación del pueblo mapuche

 
La situación de Estado de excepción que se vive en muchos sectores de la Araucanía, la sucesión de huelgas de hambre de los presos mapuches, los allanamientos, el recrudecimiento de la violencia policial, el aumento de atentados y el incremento de hechos luctuosos en los últimos años ponen de relieve que algo no funciona bien en la democracia chilena.
Los allanamientos policiales de las comunidades son habituales; ancianos, mujeres y niños son maltratados, heridos y vejados durante su transcurso (el más reciente ha sido documentado por la Fundación Instituto Indígena en el sector Quilaco-Codopille, comuna de Padre las Casas).
En los últimos diez años se han producido casi una decena de víctimas mortales, en su mayoría jóvenes mapuches que participaban en tomas de tierras. También se observa un aumento de los enfrentamientos entre las comunidades y particulares chilenos, algunos de una gravedad extrema como el incendio provocado, supuestamente, por personas de origen mapuche que acabó con la vida de un conocido matrimonio de terratenientes del sector de Vilcún.

Condenas de cárcel violencia policial contra los mapuches

Por otra parte, más de medio centenar de personas se encuentran encausadas por delitos de terrorismo (ver informe 2010 del Relator Espacial de la ONU James Anaya), algunos de los cuales cumplen duras condenas impuestas por la justicia militar en procesos de dudosa legalidad, como han manifestado los principales organismos de derechos humanos Por último, es frecuente observar como la represión se dirige hacia las autoridades espirituales y político-rituales mapuche (machi, logko) con el consiguiente daño psicosocial y cultural que esto supone a las comunidades.
Mientras tanto, la impunidad preside las actuaciones policiales. Las acusaciones de abusos, torturas y allanamientos hacia miembros de los cuerpos de seguridad continúan bajo la tutela de justicia militar. En los pocos casos en que los agentes han sido declarados culpables del homicidio de jóvenes mapuches (“por violencia innecesaria”), lejos de ingresar en prisión o de ser expulsados del cuerpo, han sido trasladados y siguen en activo, como ocurre con los carabineros condenados por las muertes de Matías Catrileo o Jaime Mendoza Collio.

La clave del desencuentro entre los mapuches y el Estado radica en el problema del territorio. Arranca en la segunda mitad del siglo XIX con la Ocupación de la Araucanía por parte de las tropas chilenas guerra que culminó con la derrota mapuche en 1883 y la pérdida de la independencia y la soberanía territorial (reconocida por los españoles en las Paces de Quillín en 1641) sobre las tierras al sur del río Bío Bío.
A partir de ese momento, los mapuches fueron confinados en poco más de un 6% del territorio que ocupaban y confinados en 3.000 “reducciones” (comunidades indígenas). El último censo publicado en Chile arroja un número de 604.349 mapuches, de los cuales un 35% sigue residiendo en las 2.000 comunidades que se han mantenido después de las usurpaciones y enajenaciones fraudulentas sufridas a los largo del siglo XX.
La media de las parcelas oscila entre las 0,5 y 6 hectáreas, por lo que la situación es de minifundismo extremo, baja productividad, sobreexplotación de las tierras y empobrecimiento colectivo. Pese a las promesas de los diferentes gobiernos democráticos de resolver el problema de la tierra y el subdesarrollo, las políticas públicas, aunque se maquillen bajo el rótulo de “desarrollo con identidad”, reproducen los mismos esquemas asimiladores, clientelares y etnocéntricos de siempre.

Agresión económica y ambiental contra el pueblo mapuche

Durante el Gobierno de Eduardo Frei-Ruiz-Tagle (1994-2000) las elites nacionales se decantaron por dar continuidad al modelo económico neoliberal de la dictadura, para lo cual desempolvaron antiguos proyectos diseñados por los militares para integrar el sur de Chile mediante la liberalización de recursos naturales, explotación de las potencialidades energéticas de los territorios indígenas y la exportación de sus materias primas (productos forestales, pesqueros, mineros, etc.). Lo que se ha venido a llamar “conflicto mapuche” es consecuencia directa de esta política y el problema histórico de las tierras.
El abandono del sector agrícola del sur a favor del sector forestal, que se había iniciado con la contrarreforma agraria de Pinochet y a partir de la cual las empresas forestales se erigieron en los nuevos terratenientes del país (controlan más de millón y medio de hectáreas en el territorio mapuche), chocó de lleno con las comunidades ya que la industria forestal perjudicaba las actividades tradicionales, contaminaba sus tierras y desecaba los esteros.
La quema de dos camiones forestales por comuneros del sector de Lumaco en 1997 constituye uno de los hitos claves de este conflicto ya que a partir de ahí se inició un nuevo ciclo represivo-reivindicativo. El conflicto y la represión se fueron generalizando al compás que se implementaban otros proyectos como el de la presa de Ralco promovida por Endesa-España o la construcción de autopistas de peaje (Panamericana sur, Baipás de Temuco o Carretera Costera).

Pese a que el Gobierno chileno ratificó en 2007 los principales tratados en materia de derechos indígenas, como el Convenio 169 de la OIT, el último informe del Observatorio de Derechos Ciudadanos señala que se “mantiene la situación de criminalización de la protesta social mapuche” y que no se han articulado debidamente los mecanismos de consulta previsto en estas normas para hacer efectivos los derechos indígenas.

Multinacionales eléctricas en territorio mapuche

Mientras tanto, o quizás por eso, siguen promoviéndose proyectos en el territorio mapuche; por ejemplo, un nuevo proyecto hidroeléctrico en el Lago Neltume (Endesa-Entel), actividades mineras en la zona cordillerana o la instalación de industrias salmoneras como la del río Pilmaiken, que contaminan las aguas y los espacios sagrados de los mapuches o la construcción del aeropuerto internacional de Quepe en el sector de Makewe.
La preocupación internacional por la situación del pueblo mapuche es grande, como puso de manifiesto la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en el Examen Público a Chile en 2009: “el caso de mayor preocupación de la comunidad internacional es la situación del pueblo mapuche debido a la aplicación de la Ley Antiterrorista y la persistencia de juicios irregulares que vulneran sus derechos a un debido proceso”.
Algo en lo que coinciden los expertos es que el mal llamado “conflicto mapuche” no responde a un problema de orden público y mucho menos de terrorismo o de seguridad nacional, sino que estamos ante un problema histórico, político y cultural que hunde sus raíces en la propia constitución del Estado chileno. La enseñanza que nos deja este conflicto es que, en los tiempos de la globalización, los derechos indígenas quedan supeditados a los intereses económicos de empresas, latifundistas y transnacionales. Fuente: diagonalperiodico.net


Frustración juvenil en África

Según el African Economic Outlook Report (AEOR) de 2012, en África hay 200 millones de jóvenes que tienen entre 15 y 24 años y todo indica que para el año 2045 esta cifra se doblará. El sector joven de la población africana no solo está creciendo rápidamente sino que cada vez está mejor preparado y cuenta con más ganas de que las cosas cambién.
Sin embargo, y a pesar de que en los últimos años se han creado muchos nuevos puestos de trabajo en el continente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), advierte del gran número de jóvenes en paro o que trabajan en empleos precarios, mal pagados y normalmente pertenecientes al sector informal. Según esta organización, el paro juvenil presenta cifras que llegan al 60% y cada año entre 10 y 12 millones de jóvenes africanos llegan al mundo laboral, donde la gran mayoría de ellos engrosaran el número de los parados. Todo ello a  pesar de que 6 de las 10 economías que más crecen en el mundo están en África subsahariana. Esto no deja de ser una prueba más de lo que hemos repetido varias veces, que el crecimiento económico no está teniendo una verdadera repercusión social sobre la mayoría de la población. Según el AEOR el 70% de los  jóvenes africanos están viviendo con menos de 2 dólares al día y la mayoría de ellos tienen que contribuir a la economía de sus hogares.
Este factor es la causa de mucha de la frustración que viven los jóvenes del continente. De hecho, casi todos los procesos electorales que se celebran en África suelen estar marcados por episodios violentos liderados por los jóvenes, como si necesitasen una válvula de escape. Muchos analistas piensan que este malestar y falta de oportunidades puede convertirse en una bomba de relojería que dé origen a nuevos conflictos en el continente.


Jóvenes se buscan la vida como pueden en Freetown, Sierra Leona. Foto Allafrica

Evidentemente, no estamos ante un fenómeno nuevo. Ya en 2009, los líderes africanos se reunieron en la capital de Etiopía, Addis Abeba, para hablar de este problema y aprobar la Carta africana de la juventud, la cual proporciona un marco estratégico para el empoderamiento de los jóvenes y su participación en el desarrollo tanto a nivel continental, regional y nacional. Se centra en cuestiones claves que afectan a estos como el empleo, los medios de vida sostenible, la educación, la formación profesional, la salud, la participación en las políticas nacionales de juventud, la paz y la seguridad, los que viven en la diáspora y los que padecen discapacidad.
También declararon la década 2009-2018 como la Década de la juventud africana  y aprobaron un Plan de acción que tiene como finalidad alcanzar los objetivos establecidos en la Carta. Este documento pone mucho énfasis en el empleo juvenil y en el desarrollo.
Dos años más tarde, los mandatarios africanos volvieron a reunirse en Malabo, Guinea ecuatorial, donde, una vez más, prometieron “la creación de oportunidades de empleo seguras, decentes y competitivas para los jóvenes”.
Kingsley Ighobor, en un artículo publicado en Africa Renwal, muestra como varios gobiernos han hecho algunos esfuerzos para poner en práctica el Plan de acción. Por ejemplo, Ghana ha creado un programa nacional de asesoramiento y empoderamiento de jóvenes para ayudar a los graduados universitarios a adquirir los requisitos necesarios para encontrar trabajo. Islas Mauricio ha desarrollado un plan para promocionar los estudios técnicos y de formación profesional entre los jóvenes. Zambia ha introducido un plan nacional de juventud y un fondo para jóvenes emprendedores con el objetivo de estimular la creación de empelo. Nigeria presentó un programa de formación y desarrollo de negocios como un componente más del servicio nacional de juventud.
Podríamos seguir enumerando iniciativas y estrategias, pero la realidad es que estas, hasta el momento, no han conseguido sus objetivos de reducción del  desempleo juvenil. Los jóvenes africanos siguen pateando las grandes ciudades del continente, de oficina en oficina, en busca de un empleo y, a pesar de sus títulos, también ellos están dispuestos a aceptar cualquier cosa.
En las últimas décadas, cientos de jóvenes africanos han migrado desde las zonas rurales hasta las grandes metrópolis con la convicción de que allí sería más fácil encontrar un empleo. No olvidemos que aproximadamente 325 millones de personas viven en las zonas urbanas de África subsahariana y que según las Naciones Unidas la cifra se triplicarán en las próximas décadas, alcanzándose los mil millones en 2050. Además, aproximadamente el 60% de los habitantes de las ciudades africanas viven en áreas marginales (slums). Los números también indican que la pobreza urbana está creciendo rápidamente. En estos barrios se amontonan miles de los jóvenes sin empleo del continente. Muchos de ellos buscan en el alcohol, las drogas o la violencia una salida a su situación.
En los últimos años tanto el Banco Mundial como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha indicado, como forma de crear nuevas oportunidades de trabajo y frenar el éxodo hacia las ciudades, la necesidad de invertir más en las zonas rurales y en la agricultura. Esta era la tesis, por ejemplo, que sostenía el primer Informe sobre desarrollo humano en África, publicado por el PNUD en mayo de 2012, donde se decía que una situación en la que los gobiernos gastaban más en ejércitos que en agricultura es insostenible.
Otros organismos se fijan en la necesidad de reformar los planes educativos de los distintos países africanos para introducir más formación profesional y estudios técnicos.
Varias son las hipótesis, múltiples las iniciativas… pero la gran mayoría de los jóvenes africanos siguen sin empleo o con trabajos precarios y viviendo en la pobreza. Es por ello que representan un gran peligro  para sus propios países, no olvidemos que las revoluciones de la llamada Primavera árabe, que terminaron con varios diversos gobiernos del Norte de África, tuvieron sus raíces en la frustración de los jóvenes.
Quedan cinco años para llegar al final de la Década de la juventud africana e implementar las directivas del Plan de acción que los propios líderes africanos aprobaron. Todavía los gobiernos del continente están a tiempo de tomar medidas para frenar el paro juvenil y poner remedio a la frustración que muchos jóvenes viven cada día. De lo contrario les estarán dando las razones que necesitan para incendiar el continente. Fuente: El País

lunes, 29 de abril de 2013

La dictadura de los mercados. Fascismo económico

Inmediatamente después del fin de la II Guerra Mundial se juzgaron a las cabezas visibles del regimen nazi, pero sus métodos y mecanismos de financiación y las prácticas económicas nunca fueron cuestionadas. El fascismo económico nunca ha sido vencido ni cuestionado.
En este programa hablamos de los intentos de tomar el poder por parte de las familias de millonarios industriales y banqueros desde hace 2 siglos. Esas mismas familias que poseen y controlan las corporaciones y multinacionales más poderosas del planeta. Hoy no les hace falta usar a los militares para ganar el Poder, hoy dominan el mundo y nos esclavizan utilizando los mercados y controlando a los políticos para tranquilizar a la población. Pero hace 70 años la historia era muy diferente, en los años 30 las mismas corporaciones que hoy mandan, financiaron y apoyaron a todo aquel personaje que prometiese la creación de una nueva sociedad totalitaria ideal. Hitler, Mussolini, Franco, Sir Oswald Ernald Mosley… Todos ellos fueron financiados y alzados al poder por las mismas familias/corporaciones que hoy dominan la vida económica.
Lo que poca gente sabe es que en EE.UU también intentaron dar un Golpe de Estado en los años 30 para deponer al presidente Franklin D. Roosevelt. ¿Por qué querían ese golpe de estado? Porque consideraban que la mejor forma de gobernar era a través de esta ideología. El hombre elegido para liderar el golpe fue el General Smedley Butler del cuerpo de los marines. Fue elegido por su reputación entre los soldados veteranos (VA) de la I Guerra Mundial y por haber servido fielmente a los intereses de EE.UU. Aunque como él diría más tarde, esos intereses se dio cuenta eran los intereses de las corporaciones industriales dirigidas por las familias más ricas de EE.UU.
 “Pasé 33 años y cuatro meses de servicio militar activo y durante ese período pasé la mayor parte de mi tiempo siendo el hombre músculo de las grandes empresas, para Wall Street y los banqueros. En resumen, era un mafioso, un gángster del capitalismo.
El problema fue que Butler, harto de servir de perro de pelea de las corporaciones, se negó a llevar a cabo el Golpe. En su libro “War is a racket” (La guerra es un expolio) describe su forma de pensar y sentir después de décadas de servicio en los Marines. En sus propias palabras:
Creo en la defensa adecuada en nuestras costas y nada más. Si una nación viene aquí a pelear, entonces lucharemos. El problema de Estados Unidos es que cuando el dólar gana apenas el 6 por ciento aquí,  se pone inquieto y se va al extranjero para obtener el 100%. Entonces la bandera sigue al dólar y los soldados siguen a la bandera.
Yo no iría a la guerra una vez más como lo he hecho para proteger una mala inversión de los banqueros. Sólo hay dos cosas por las que debemos luchar. Una de ellos es la defensa de nuestros hogares y la otra es la Declaración de Derechos. La Guerra por cualquier otra razón no es más que un expolio

racket

Ya sabemos lo que significa para la sociedad el Fascismo pero -¿Sabemos lo que significa economía fascista? Tenemos la respuesta en palabras de Mussolini:
“El fascismo debería más bien ser llamado corporativismo, ya que es la fusión del Estado y del poder corporativo “.
Y mi pregunta es la siguiente:
- Si hoy día mandan los mercados (corporaciones y multinacionales), si estamos privatizando el Estado para que se una a estas corporaciones y lo dirijan, y los gobernantes y partidos políticos sólo siguen los dictados de un “líder”…
¿En qué tipo de sistema vivimos hoy? Fuente: El Vórtice

sábado, 27 de abril de 2013

Derrumbe en Bangladesh: más de 300 muertos

Cuatros individuos han sido arrestados por su relación con el derrumbe el miércoles de un edificio que albergaba varias fábricas textiles en las afueras de Dacca y que ha causado la muerte de al menos 328 personas, informa la Policía.
Los arrestados son dos de los dueños de los talleres textiles que alojaba el edificio derrumbado y dos funcionarios municipales que aseguraron un día antes del accidente que el inmueble era seguro, señalaron fuentes policiales al diario local The Daily Star.
La Policía Industrial había acusado a los propietarios de las fábricas de ignorar las grietas que aparecieron en el edificio de ocho plantas el martes y de obligar a los empleados textiles a acudir a sus puestos de trabajo a pesar del riesgo que corrían.
El dueño del edificio Rana Plaza, Sohel Rana, que pertenece a la rama juvenil de la Liga Awami -el partido gobernante en Bangladesh-, se encuentra prófugo y está acusado de usar sus contactos en la política para obtener el permiso para construir en terreno público.

Más de 2.000 personas rescatadas

Hasta ayer, 2.044 personas fueron rescatadas de entre los restos del edificio derrumbado, según afirmó un portavoz del Ejército, Shahinur Islam, a los que se suman 14 personas más encontradas con vida bajo los escombros en las últimas horas, recoge The Daily Star.
La cifra de muertos y heridos podría continuar aumentado ya que unos 4.000 trabajadores podían encontrarse en el edificio en el momento de su derrumbe, dijo a Efe una fuente de la Federación Nacional de Trabajadores del sector Textil de Bangladesh.
Según un listado divulgado por la policía local, y que se basa en las denuncias realizadas por los familiares de desaparecidos y cuyos cuerpos todavía no han sido localizados, podría haber cerca de 600 personas bajo los escombros, según la agencia BSS.
Los trabajos de rescate continúan, a pesar de que se han superado las 72 horas, tiempo límite -según los expertos-, para encontrar a alguien con vida.

Pésimas condiciones laborales

El desastre ha vuelto a poner de manifiesto las malas condiciones laborales y de seguridad que sufren los trabajadores de talleres textiles en el país asiático, que abastecen a multinacionales occidentales.
Bangladesh es el país del mundo con costes más baratos de producción en la industria de la ropa y por eso empresas de todo el mundo, incluido China, están trasladando parte de su producción al país asiático, de acuerdo con la Campaña Ropa Limpia.
Según datos de la Federación Nacional de Trabajadores del sector Textil de Bangladesh, en los últimos 15 años ha habido unos 600 muertos y 3.000 heridos en accidentes ocurridos en fábricas textiles (incendios o derrumbes) en el país.
En 2005, en una de estas catástrofes, 61 empleados del sector murieron y otros 86 resultaron heridos al desplomarse un edificio de nueve pisos que albergaba fábricas en la misma población en la que el miércoles se produjo el nuevo siniestro. 

Varias empresas empresas han admitido que cosían para ellos en el edificio Rana Plaza: la española El Corte Inglés, la británica Primark, la canadiense Loblaw y la danesa Group PWT.
Los activistas corrieron tras el colapso a rastrear entre los escombros y encontraron etiquetas y documentación de otras compañías como las españolas el Corte Inglés y Mango, C&A, Kik y Wal-Mart, según Eva Kreisler, representante española de la red internacional Ropa Limpia, integrada por ONG y sindicatos.El Corte Inglés confirma en una nota que se han producido "un número reducido de prendas" en una de las cuatro fábricas del edificio. La empresa añade que la "fábrica había pasado una auditoria social en el marco de BSCI [una iniciativa internacional para mejorar las condiciones laborales en empresas suministradoras]" y sostiene que las inspecciones técnicas de los edificios son responsabilidad de las autoridades locales. Según Kreisler, Mango no tiene producción en esas fábricas sino que las etiquetas obedecen a que la compañía estaba en conversaciones con una de los talleres por “un pedido de prueba a futuro”.
La compañía Primark emitió una nota tras el desastre en la que explica que “trabaja desde hace años con ONG y minoristas para revisar los estándares de las fábricas en Bangladesh. Primark promoverá que esas inspecciones también incluyan la integridad de los edificios”.

Fuentes  
rtve
El País

viernes, 26 de abril de 2013

Las distintas caras de la violencia


Dimitar Peshev, Ministro de Justicia búlgaro que salvó a 48.000 judíos de morir en Auschwitz


 

Lo realizó Dimitir Peshev nacido en Kyustendil, Bulgaria (1894-1973). Ministro de justicia en Bulgaria (1936), componente del Gabinete de Georgi Kiosseivanov. Vicepresidente del Parlamento en 1939-1943. Se tituló de abogado para luego ocupar el cargo de Juez. Se trasladó a Sofia, donde instaló su estudio de abogado; su existencia transcurriría inserta en los salones de la corte de Boris III. Posteriormente transcurren años en el anonimato, hasta que en 1968 Peshev decide escribir sus memorias, desconocida su proeza de haber obstaculizado la deportación de los judíos en Bulgaria, siendo que esto se vinculaba especialmente al partido comunista y no a él, pero el reconocimiento llegó tarde, pero arribó. Fueron ellos, los judíos acogidos en Israel, en Bulgaria, como los establecidos en los Estados Unidos, que demostraron su agradecimiento a este legendario hombre, desde puntos remotos. A Bulgaria, se le debe el extraordinario mérito de haber sido el único país donde los judíos se salvaron, como también en Dinamarca.
Dimitar Peshev, pasará por una presencia controversial para algunos, sin embargo para la mayor parte, continuará siendo admirado con la gratitud válida de un héroe. Es así que la historia de este ministro de justicia restará siempre en la memoria de todos especialmente por el desafío de oponerse a las leyes de deportaciones del no regreso. Fue un político democrático, que se había desligado del régimen autoritario, pues no compartía sus ideas. Realmente se había desilusionado del sistema. Acaso podría haber sido aquel encuentro casual con ese amigo hebreo de infancia, que lo seña. Aquel amigo que le pidió ser salvado, quizás fuera esto lo que lo impulsaría a proteger muchas más vidas la de tantos compatriotas búlgaros-hebreos. Estuvo, aquella conversación dura que sostuvo con Petur Gabrosky, que en ese periodo era ministro del interno, que lo encauzó a estallarse en una decisión sin límites.
Cuando los trenes estaban advertidos a partir (7 de marzo 1943), se dio la contraorden definitiva de detener las maquinarias; se paró la marcha a vapor con destino a aquella fatídica deportación a Auschwitz, los vagones quedaron silenciosamente vacíos, pero luego inmediatamente afluyó el regocijo que se esperaba que fue la exclamación apoteósica  ¡Libertad!  ¡Vida! algo sin precio con una mención extraordinaria a Dimitar Peshev. Él, con sus ministros en un secreto austero habían hecho posible la situación increíble de revocar la autorización de la deportaciones que involucraban en torno a 48.000 hebreos búlgaros. Este Ministro de justicia Búlgaro de nombre Phesev ha quedado en la historia por su valentía. A la lucha para salvar a los judíos se les adhirió la iglesia ortodoxa búlgara, además de los intelectuales de esa época. No olvidando que el Rey Boris III y su antecesor como era su padre fueron favorables a los judíos en Bulgaria.
A la entrada del Ejercito Rojo a Bulgaria, en 1944 Dimitir fue retirado de su cargo. Acusado de ser antisemita como igualmente antisoviético. Un gobierno prosoviético en 1945 lo condena, es encarcelado, sin embargo más tarde es puesto en libertad, transcurriendo varios años de su existencia en la oscuridad hasta que en 1989, finalmente sus méritos fueron reconocidos. Vale señalar que fue un vecino de casa Joseph Nissim Yasharoff, judío, que lo salvará de esa condena, al cual él a su vez lo había salvado, anteriormente. Muere en Sofia en 1973, quedarán sus recuerdos intactos en su casa de Kyustendil que será declarada Museo Nacional.
Nombrado ciudadano honorario de Israel, allí en ese suelo noble, lugar en que simbólicamente plantará un árbol. Otro reconocimiento vendrá de las lejanas tierras del hielo eterno, en el incontaminado continente antártico, bautizando el Risco, de la montaña Tangra, en la isla Livingston, South Shetland Islands, con su nombre Peshev Ridge.

Paro, EPA y éxitos del PP

Joan Coscubiela 
Diputado de ICV y ex responsable de CC.OO en Catalunya

Puedo entender que el gobierno del PP defienda su política contra viento y marea, pero me resulta incomprensible su insistencia en negar la realidad y su falta de diálogo político y –lo que es más grave– social. En algunos momentos, parece que Rajoy y su gobierno están aplicando uno de los ejes del Manual de Propaganda de Goebbels: “No hay necesidad de dialogar con las masas, los eslóganes son mucho más efectivos”. Ello es especialmente evidente cuando insiste en afirmar los efectos positivos de su Reforma Laboral en el empleo, diga lo que diga la realidad, sea a través de la EPA (Encuesta de Población Activa) o de lo que se ve en las calles. Fuente: La Lamentable

Nueva tragedia evitable en Bangladesh. Etiquetas de Primark y Mango encontradas en la fábrica

La Campaña Ropa Limpia, junto con los sindicatos y las organizaciones de derechos laborales en Bangladesh exigen la acción inmediata de las marcas textiles internacionales tras el derrumbe del edificio Rana Plaza en Savar (Dhaka) en Bangladesh. El derrumbe del edificio de ocho pisos, que abarca tres fábricas y un centro comercial, se ha cobrado ya la vida de 300 personas y hay más de 1000 personas heridas. La cifra sigue aumentando dramáticamente. Fuente: ropalimpia

Modas que matan. Los riesgos silenciados de coser nuestra ropa en Bangladesh

bangladesh 

por Albert Sales i Campos
Campaña Ropa Limpia -Catalunya

Los incendios y hundimientos en las fábricas de ropa de Bangladesh se han cobrado centenares de muertes en los últimos años con escasa repercusión mediática en Europa. El 24 de noviembre un desastre en mayúsculas mataba a más de un centenar de obreros y obreras que trabajaban en la fábrica Fashions Tazreen, proveedora de marcas como C & A, Carrefour, Walmart o Kik, entre otras. Al llegar a la fábrica, los bomberos constataron que no había ninguna salida de emergencias habilitada y que muchos trabajadores salvaron la vida saltando desde las ventanas de los pisos superiores a pesar de quedar malheridos. Los costes se ahorran inversores y grandes firmas produciendo en Bangladesh no son sólo los salariales. La inversión en seguridad y en la mejora de las instalaciones es mínima y no existe control alguno sobre el deterioro de las estructuras o la construcción de nuevas naves o el crecimiento vertical de los edificios donde se alojan los talleres y las fábricas. En el interior de las edificaciones, las trabajadoras y los trabajadores pasan sus largas jornadas, demasiado a menudo por encima de las 14 horas diarias durante 6 ó 7 días a la semana, a cambio de salarios de unos 30 euros mensuales.
Uno de los casos de hundimiento con más repercusión internacional y que fue el detonante de que se iniciara una línea de trabajo entre movimientos internacionales por los derechos laborales, fue el de la fábrica Spectrum, en las afueras de Dhaka. En 2002, el propietario de la fábrica decidió añadir un piso al edificio de 4 plantas. Unos días antes del derrumbe, las trabajadoras advirtieron algunas grietas en las paredes de la quinta planta y el 11 de abril de 2005 a la una de la madrugada, todo el edificio se cayó. El accidente causó la muerte de 64 personas y heridas a 70, aunque la inmensa mayoría de ellas acababan su jornada “oficial” a las seis de la tarde. La CRL y las organizaciones locales pudieron averiguar que Spectrum trabajaba para las empresas KardstadtQuelle, Steilmann, New Yorker, Kirsten Mode y Bluhmod, New Wave Group, Scapino, Cotton Group, Solo Invest, Carrefour, así como para el Grupo Inditex. Las organizaciones de trabajadoras pidieron a estas grandes empresas que se implicaran en la creación de un fondo de compensación para las víctimas y sus familias. Se tardaron ocho meses en recibir las primeras compensaciones para afrontar los gastos médicos. Los hogares de las personas fallecidas recibieron unos 1.000 euros de la Asociación de Productores y Exportadores de Ropa de Bangladesh y, algunas de las familias de las heridas ingresaron 266 euros por decisión de los tribunales laborales. A pesar de los gestos en positivo de alguna de las empresas, una vez fuera de la escasa atención mediática que reciben las fábricas asiáticas, el resultado fue decepcionante.
En la historia reciente de la industrialización bengalí ya se acumulaban otros muchos desastres antes de Spectrum. 12 personas muertas en agosto de 2000 en el incendio de Globe Knitting, 48 personas muertas en noviembre de 2000 en el incendio de Sagar Chowdhury Garment Factory (entre ellas 10 niños y niñas), 24 personas muertas y más de 100 heridas en agosto de 2001 en Macro Sweater, 9 personas muertas y más de 50 heridas en mayo de 2004 en Misc Complex. Después de Spectrum las muertes han seguido contándose por centenares. En 2006, un incendio en la fábrica Chittagong mató 50 trabajadoras y trabajadores e hirió 100 más. El mismo año, el hundimiento del Phoenix Building, terminó con la muerte de 19 personas y con 50 más heridas a las que habría que añadir las trabajadoras de la factoría del Imam Group, que sintieron la explosión y sufrieron las consecuencias de una fuga desordenada de unas instalaciones no preparadas para este tipo de emergencias.
En febrero de 2010 en el derrumbamiento de Garib & Garib, una factoría que tenía como gran cliente la empresa sueca H&M, murieron 21 personas. También se encontraron evidencias de que se había producido para El Corte Inglés pero la empresa española aseguró que se trataba de un pedido de muestra. A diciembre de 2010 murieron 29 personas en el accidente de That’s It Sportwear, una fábrica que trabajaba para firmas norteamericanas como The Gap, VF Corporation, JC Penney, Philips Van Heusen (propietaria de Tommy Hilfiger), Abercrombie & Fitch…
Las grandes empresas de la moda aseguran que realizan auditorías periódicas en sus factorías proveedoras en las que se incluye un apartado sobre seguridad laboral, pero lo cierto es que detrás de cada desastre hay marcas internacionales implicadas. La Campaña Ropa Limpia ha hecho eco muchas veces de las demandas de los grupos de trabajadoras y los sindicatos y ha exigido a las empresas de moda un compromiso tangible con la seguridad de las personas trabajadoras de Bangladesh y otros países en que se viven situaciones similares (como es el caso de Pakistán). En marzo de 2012 (grupo propietario de las marcas Calvin Klein y Tommy Hilfiger, parte implicada en algunos de los accidentes más relevantes) firmó un “Memorandum Of Understanding” (MoU) con los sindicatos de Bangladesh, la Campaña Ropa Limpia y grupos de defensa de los derechos laborales activos en el país, para prevenir futuros accidentes laborales masivos. Tras meses de presiones y conversaciones, Tchibo también ha firmado el MoU en otoño de 2012. Pequeños avances en un sector en el que la explotación laboral y los abusos son estructurales. Fuente: http://albertsales.wordpress.com/2012/12/11/modas-que-matan-los-riesgos-silenciados-de-coser-nuestra-ropa-en-bangladesh/

miércoles, 24 de abril de 2013

HEYDRICH: EL VERDUGO DE HITLER – Robert Gerwarth

Heydrich, el verdugo de Hitler, escrito por el historiador Robert Gerwarth, es una grata sorpresa para los lectores en español, un libro que fue publicado inicialmente en lengua inglesa a finales del 2012 y que podemos ya disfrutar aquí en España; sin duda es motivo de alegría para todos nosotros, aficionados al estudio del Tercer Reich y de la Segunda Guerra Mundial en general. El libro consta de de 9 capítulos y de casi 600 páginas incluidas más de 1200 notas. Estamos, pues, ante un trabajo de enjundia sobre un personaje sobre el que muy poco se ha publicado en español. Robert Gerwarth es un historiador especializado en la historia de la violencia política en la Europa del siglo xx, así pues este personaje, sin lugar a dudas, es el paradigma más claro de lo que fue el uso de la violencia física al servicio de unos valores indecentes para la condición humana.
El trabajo comienza desde lo que podríamos considerar el final de su vida, es decir, el atentado y la muerte de Heydrich es representada aquí aproximadamente como una introducción de lo que después iremos conociendo sobre el personaje. Por supuesto, más adelante el tema se tratara con más profundidad, pero Robert Gerwarth parece desear ya desde un principio ponernos en situación y mostrarnos ante qué individuo nos tenemos que enfrentar cuando decidimos comenzar a leer esta biografía.
El planteamiento de este trabajo sobre la vida de Heydrich parte desde un punto de vista científico basado en las tesis funcionalistas, o lo que es lo mismo: el autor es partidario de aplicar esta consideración científica a la vida del personaje, un hombre que fue radicalizándose a medida que transcurrían los acontecimientos. Robert Gerwarth opina que Heydrich fue un personaje que decidió unirse al partido nazi, como muchos otros, sin una base ideológica clara y, en definitiva, mucho más influenciado por la oportunidad que este movimiento podía representar para su ascenso social que por consideraciones políticas. Por supuesto, no podemos desechar, como así afirma el profesor Gerwarth , el papel que a veces se les adjunta a personajes como Heydrich en el sentido de magnificar sus supuestos desordenes de personalidad frente a un claro y determinado compromiso ideológico. Puede alguno pensar que es una contradicción frente a lo comentado anteriormente, pero no es así, Heydrich entró en el NSDAP sin unos principios predeterminados sobre la ideología nacionalsocialista, pero eso no le exime a la hora de aceptarlos desde el primer día de su ingreso y hacerlos suyos hasta el extremo de convertirse en un nazi modélico dentro de los parámetros establecidos para con la ideología nacionalsocialista.
Este trabajo también intenta cuestionarse lo siguiente: si el Holocausto fue un genocidio centralizado que se desarrolló progresivamente y si Heydrich y Himmler no fueron responsables de todos los aspectos de la persecución y asesinato en masa de los Judíos, ¿de qué fueron responsables exactamente?, ¿qué papel desempeño Heydrich en la evolución y puesta en marcha de estos planes?, ¿cómo se convirtió Heydrich en el personaje tan relevante dentro del organigrama político del Tercer Reich? Todas estas preguntas obtendrán respuestas satisfactorias a lo largo y ancho de la obra.
Un hecho que me ha llamado la atención es la influencia que este hombre recibió de su mujer, Lina Von Osten, y de la familia de esta, nazis convencidos desde primera hora y que aportaron sin lugar a dudas una buena dosis de filosofía nacionalsocialista al recién llegado Heydrich. Como dato anecdótico comentar que Lina murió en 1985 y nunca pretendió “lavar” la figura de su marido, es más, pleiteó con la justicia alemana hasta que consiguió una pensión de viudedad por la muerte de su marido representada aquella con el cargo de general y sus respectivos emolumentos.
Para terminar esta reseña me gustaría acabarla con una frase recogida por el propio Joseph Goebbels en sus diarios, tras la muerte de Heydrich en el atentado de Praga en mayo del 42, aquel lo describió como el “más radical y exitoso perseguidor de todos los enemigos del Reich”. ¿Se puede alegar mayor “elogio” entre las huestes nazis para un hombre que dedicó su vida a llevar a la práctica el mayor genocidio conocido en la humanidad? Un epitafio que bien recoge lo que fue Heydrich. Fuente: hislibris

sábado, 20 de abril de 2013

Diez libros sobre el Holocausto nazi

1. «El ejército de Isaac»
 
«El ejército de Isaac». Clave Intelectual. Matthew Brzezinski. Novela trepidante que parte de hechos reales. Está basada en la vida y peripecias de un grupo de miembros de la Organización Judía de Combate, que fue el eje del Levantamiento del Gueto de Varsovia el 19 de abril de 1943. Entre los protagonistas principales del libro se encuentran algunos de los más esforzados resistentes como Isaac Zuckerman, Simha Ratheiser, Marek Edelman, Boruch Spiegel y Zivia Lubetkin. Un grupo de jóvenes que con ardor y valentías suicidas se enfrentaron a los nazis, apenas sin armas, pero con un coraje bíblico. Emocionante.

2. «También hubo amor en el gueto»

«También hubo amor en el gueto». Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores.Marek Edelman. Marek Edelman era el segundo jefe de la Organización Judía de Combate. Cuando su escondite fue descubierto el 8 de mayo de 1943, Mordechai Anielewicz, líder de la organización, y muchos camaradas se suicidaron. Edelman fue uno de los pocos que consiguieron escapar. En este bellísimo libro recuerda con nombre y apellidos a muchos habitantes del gueto, recuerda la vida cotidiana en aquellos días, y nos cuenta que «era el amor lo que ayudaba a resistir» y que también allí sucedieron «cosas maravillosas». «Si no vencemos en nuestro interior el miedo –escribe Edelman–, nos veremos expuestos al terrorismo y el genocidio».
3. «El diario de Helga»
 
«El diario de Helga. Testimonio de una niña en un campo de concentración». Ed. Sexto Piso. Helga Weiss. En 1938, Helga empezó a escribir un diario. Tres años después, gran parte de su familia era enviada al campo de concentración de Terezin, donde Helga siguió escribiendo su dietario y cuenta las penalidades que se pasan en el campo, y los pocos pero intensos buenos momentos. Finalmente, la familia es enviada a Auschwitz, camino de la cámara de gas. Helga entrega el diario a su tío. De los quince mil niños que llegaron a Auschwitz, solo sobrevivieron cien, entre ellos Helga, que continuó escribiendo cuando volvió a Praga con quince años. Este diario, que se edita por primera vez, también viene acompañado por una entrevista a Helga y varios de sus enternecedores dibujos realizados en Terezin. 

4. «Los pájaros de Auschwitz»

«Los pájaros de Auschwitz». Ed. Salamandra. Arno Surminski. Basada en un informe publicado durante la II Guerra Mundial («Observaciones sobre la fauna ornitológica de Auschwitz») la novela nos cuenta la relación de un joven polaco estudiante de Arte ingresado en el campo de Auschwitz, llamado Marek Rogalski. Al ser un fantástico dibujante, Marek es «reclutado» como ayudante por Hans Grote, ornitólogo y uno de los guardianes del campo. Mientras ambos recaban información sobre los pájaros, surge en ellos una buena relación, pero Marek está convencido de que le espera un terrible final a pesar de su relación con el oficial nazi.  

5. «Bajo una estrella cruel»

«Bajo una estrella cruel». Ed. Libros del Asteroide. Heda Margolius Kovály. Estamos ante un libro de desoladoras y terribles memorias. Heda, perteneciente a una familia acomodada checoslovaca, vió cómo su existencia se venía abajo cuando su patria fue invadida por los nazis. Primero, sería deportada al gueto de Lódz y posteriormente a Auschwitz, donde sus padres serían asesinados en 1944. Heda Margolius consiguió escapar. Ya en Praga se casó con su novio, también superviviente, Rudolf Margolius, que era en 1952 un alto cargo del gobierno comunista checo. Pero llegó el hacha de Stalin y una purga llevó a la muerte a Rudolf, mientras Heda y su hijo fueron repudiados por el Estado. Memorias que reflejan la terrible historia de tantos judíos del Este de Europa, asesinados por partida doble: primero por los nazis, luego por los estalinistas.  

6. «Todo lo que cabe en los bolsillos»

«Todo lo que cabe en los bolsillos». Ed. Espasa. Eva Weaver. Una de las novelas recientes más impresionantes sobre la vida en el Gueto de Varsovia. La historia de un joven titiritero, Mika, que consigue con sus muñecos que los refugiados pasen al menos algún momento de felicidad, entrecruzada con la historia de Max, un soldado alemán acuartelado en Varsovia. La novela es un bellísimo homenaje a todas las personas que vivieron y murieron en el gueto, y a quienes participaron en el Levantamiento.

7. «La cantante del Gueto de Varsovia»


«La cantante del Gueto de Varsovia. Wiera Gran, la acusada». Alianza Editorial. Agata Tuszynska. A Wiera, antes de la II Guerra Mundial, se la conocía como «la Marlene Dietrich» del Este. Pero fue acusada de no solo cantar para los alemanes en el Gueto, sino también de ser una confidente de ellos. Canta, mientras su hermana y su madre están en el campo de Treblinka en el Sztuka, un café donde los pocos afortunados del gueto, agentes de la Gestapo, colaboracionistas, judíos enriquecidos con el estraperlo, pasaban las noches. La acompaña al piano un tal Wladyslaw Szpilman, al que muchos años después un compatriota llamado Polanski dedicaría una película. Hasta los años ochenta no empezaron a remitir las acusaciones contra Wiera. Agata Tuszynska reconstruye magníficamente la aterradora vida de esta mujer.

8. «Historia de un estado clandestino»

«Historia de un estado clandestino». Ed. Acantilado. Jan Karski. Jan Karski, un católico polaco, fue un testigo en el infierno, uno de los primeros hombres en darse cuenta de lo que se estaba haciendo con los judíos en los campos de concentración. Karski era el enlace entre el Gobierno polaco en el exilio y la Resistencia interna. Pero fue también uno de los héroes que pusieron en conocimiento de los gobiernos occidentales todo lo que sucedía en los campos de exterminio. O no se pudo o no se quiso hacerle demasiado caso. Sus memorias son uno de los libros más sobrecogedores del siglo XX. 

9. «Guardianas nazis»


«Guardianas nazis. El lado femenino del mal». Ed. Edaf. Mónica González Álvarez. Prólogo de José Cabrera. Fueron verdaderos arcángeles del terror, en muchas ocasiones bastante más crueles aún que sus camaradas masculinos. Este libro es terrible y en él se cuenta con nombres y apellidos quiénes eran estos seres avernales, torturadoras, coleccionistas de lámparas hechas con piel humana, que en alguna ocasión se paseaban a caballo entre sus víctimas desnudas y congeladas. Terrible, devastador. 

10. «El oscuro carisma de Hitler»

«El oscuro carisma de Hitler».Ed. Crítica. Laurence Rees. Muchos individuos estuvieron tras la Solución Final que llevó a la muerte a millones de judíos. Pero sin duda hay que preguntarse quién fue su primer y máximo responsable, Adolf Hitler. Laurence Rees es un experto en la II Guerra Mundial, y en este libro se hace principalmente una pregunta: ¿Cómo y por qué arrastró a millones de personas al abismo? Rees ha usado entrevistas inéditas a testigos, víctimas o cómplices para levantar este exhaustivo relato. Un dantesco viaje a las entrañas del Mal.  

Fuente: ABC

Laurence Rees: «Hitler hoy no puede repetirse, pero la historia nos da avisos»

El escritor británico analiza los motivos de la fascinación que despierta el Führer en «El oscuro carisma de Hitler.

Ni Mussolini, ni Stalin, ni Mao han tenido tanto «éxito» editorial como el Führer, aunque algunos de ellos también mataran divinamente. A dilucidarlo dedica Laurence Rees «El oscuro carisma de Hitler» (Crítica).
Para el escritor británico este «éxito» se debe a varios factores: «El primero es que se trata de una fascinación europea, pues llegó a controlar una de las culturas más avanzadas del siglo XX. Y lo hizo en una época en la que la aceptación de la democracia parecía creciente, hasta el “crack” del 29. En segundo lugar, si consideramos que el liderazgo carismático se caracteriza por una fuerte conexión entre el caudillo y millones de seguidores, vemos que Stalin no la tenía; Mao y Mussolini sí. Aunque eran mentalidades distintas y la que estuvo detrás del Holocausto además era única. Hitler llega al poder aupado por millones de alemanes que no solo lo apoyan sino que le aman; y provoca la guerra más destructiva que se haya conocido y con un odio sin parangón».

Lucha por el espacio vital

Rees describe el proceso que siguió para construir su imagen carismática reescribiendo su propia vida en «Mein Kampf». «Lo más increíble es que ningún escritor de ficción podría haber creado un personaje como él, porque sería increíble. Ese libro es una visión coherente y horrenda del mundo como lucha a muerte por el espacio vital y contiene su pensamiento político. Hitler lo escribe muy pronto, pero luego no habla de él. Era un tipo muy instintivo, más listo que inteligente. Sabía que debía callar si quería que le votaran. Luego tuvieron que leerlo… pero ya era demasiado tarde».
Los alemanes sentían que tenía algo valioso que ofrecer, incluso sus élites más cultas. Por ejemplo, los médicos. «¡Uy, los médicos! Entrevisté a uno japonés que había participado en horribles experimentos durante la ocupación china y lo había hecho encantado. También los soviéticos participaron en la represión medicando a los disidentes políticos como si fueran dementes… Mucho antes de que se instalaran en Auschwitz las cámaras de gas para el exterminio de judíos, gitanos y otros “subhumanos”, comenzó a gasearse a locos y discapacitados en algunos manicomios. Empezaron aplicando la esterilización como medida de eugenesia, algo que ya se hacía en Suiza, y se acabó en la más implacable “eutanasia”. No crean que todos los médicos estudian esa carrera por ser… compasivos».
A medida que la guerra avanzaba, en el Régimen nazi fue produciéndose una espiral de radicalismo. «¿Qué puede haber más emocionante que trabajar con alguien que te dice: “Sueña en grande, solo tienes una vida, haz algo increíble con ella”? Combinado con un antisemitismo étnico, no de tipo religioso, según el cual los judíos son la causa de todos los males; y con un racismo profundo, para el que tampoco los eslavos o los gitanos son seres humanos, esto produce un cóctel poderosísimo de emociones. El resultado es cruel, maligno y ridículo».
Hoy vivimos una crisis económica comparable a la que se vivió en los años 30. ¿Podría repetirse Hitler? «No puede haber otro Hitler, ni puede volver a producirse algo como aquello. Sí creo que la Historia nos da avisos. Hitler obtuvo el 3 por ciento de los votos en 1928 y cinco años después era canciller de Alemania. Él no había cambiado, pero la situación sí. No me parece que sea un mero accidente que en Grecia se haya producido un gran avance de la extrema derecha con esos partidos conducidos por líderes carismáticos.

Un investigador en la BBC


10 Preguntas y respuestas controversiales alrededor del tema del Levantamiento del Ghetto de Varsovia



Lea, piense, argumente, apoye o contradiga estas afirmaciones pero no se quede inerme ante lo sucedido.

1. ¿En qué es este holocausto diferente a todos los demás genocidios?
El Holocausto no es un genocidio más, el holocausto es la primera vez en la que de una manera tan metódica, tan productiva, se asesina programadamente a tanta gente y se beneficia tanto a los asesinos que su reproducción futura es no solo factible sino "apetecible" para múltiples corporaciones.
El Holocausto fue un negocio del que participaron -y se beneficiaron- en orden de importancia, todas las empresas alemanas, suizas, estadounidenses y europeas en general a tal grado que su repetición, país por país, se llevó a cabo para el beneficio económico de estas corporaciones y los gobiernos locales.
Mas importante aún es entender que el ser humano (blanco o negro, judío o cristiano, hombres / mujeres, niños y todos por igual se convierten en materia prima de una enorme red de producción en línea donde cada quien "aportaba" lo que tenía (pertenencias materiales, marcas, tecnologías, y a nivel más personal, ropa, lentes, cabellera, piel, órganos, etc.)
Si Hitler no hubiera invadido Rusia, los capitalistas de Francia y Europa en general se hubieran conformado con seguir siendo ocupados si esto les seguía produciendo utilidades. Si Japón no hubiera atacado Pearl Harbor, los capitalistas americanos hubieran hecho lo imposible por evitar el conflicto con Alemania a la que veían como socia, cliente y aliada en contra de los rusos. Si esto hubiera pasado, los judíos hubieran sido exterminados pero los campos no se hubieran cerrado -producían demasiadas utilidades- por lo que hubieran seguido funcionando con otros grupos (eslovacos, latinos, morenos, negros, etc.) porque su exterminio no era algo personal, era "tan solo" un negocio, tan buen negocio, que de ahí surgen y/o se refuerzan los grandes conglomerados IGFarben, BMW, Mercedes, Ikea, Siemens, UBS, Credit Suize, Ford, IBM, etc.)
No es pues sorprendente que en Abril de 1944, cuando Hitler ya estaba perdiendo la guerra los húngaros -sus aliados- viendo venir el final se apresuraran a arrestar y expulsar a 600,000 judíos que murieron en menos de un año dejando un gran beneficio económico a Hungría (Alemania pagaba por cada persona que se enviaba a Aushwitz), eso sin contar propiedades, negocios, arte, cuentas bancarias, seguros no pagados.
No es de sorprenderse que solo al terminar la guerra la IBM trasladó sus oficinas centrales de Birkenau a Praga y que los trenes siguieron funcionando hasta el último día dando prioridad no a transportar soldados alemanes de regreso a Alemania (lo que implicaba un costo) sino a transportar prisioneros a los campos (lo que conllevaba una utilidad económica).
Comparar el Holocausto con otros genocidios es sentimentalmente correcto pero matemáticamente equivocado. Es como comparar un huracán con una llovizna. Ambos son de agua y aire pero no hay comparación en el impacto y el resultado.
Quizás algún día esta fecha sirva para recordarle a Europa no solo lo que sucedió sino el hecho de que ya están hechos las "blueprints" para su reproducción.
Aushwitz no fue un centro de asesinato, fue el punto neurálgico de una "cadena de producción" que incluyó más de 44,000 campos de todo tipo, que engulló a 20,000,000 de personas cuyo trabajo, piel, órganos, huesos, propiedades, todo fue comercializado para beneficio de los criminales y sus cómplices.
Aushwitz va a resurgir -con otro nombre- si el mundo no entiende su veredera magnitud.
Mas importante aún es que cuando uno ve lo que los sobrevivientes y sus descendientes han hecho en electrónica, medicina, economía, etc. no puede más que entender que ésta fue una guerra entre la inmoralidad y la ignorancia contra el conocimiento y la ciencia y el humanismo.
2. ¿Fueron los alemanes los únicos asesinos?
Absolutamente NO.
Los alemanes tienen el "honor" de ser los directores, los inventores y coordinadores del proyecto.
Sin ellos nada hubiera sucedido pero por otro lado, sin la anuencia -y en muchos casos complicidad - de las autoridades eclesiásticas (el caso extremo es de Eslovenia donde un Obispo era el presidente y fue el primer país que inició los asesinatos en masa) que por temor a la "ola roja" (los rusos, comunistas y socialistas) o por conveniencia económica vieron en Hitler al mejor de sus aliados.
A estos dos grandes pedestales del Holocausto hay que agregar a los gobiernos locales de toda Europa con excepción de Dinamarca todos los cuales colaboraron feliz y gustosamente con los alemanes, en muchos casos, tan salvajes y sanguinarios que hasta los alemanes se asombraron (como en el caso, entre otros de Lituania, Ucrania, Grecia, etc.)
Así pues, la lista de asesinos es un listado del who is who de la "sofisticada" Europa.
En Francia, donde todos los judíos creían ser parte de la República por la que habían luchado, los judíos se encontraron en la misma triste situación -peor- que en Polonia, donde los alemanes no tuvieron que hacer nada contra los judíos, los franceses, igual que los Polacos, Lituanos, Estonios, Letones, Ucranianos, Eslovacos, Húngaros, Rumanos, Griegos, Austríacos, Bielorrusos y Rusos persiguieron, arrestaron, expulsaron y asesinaron a las comunidades locales.
La guerra contra las comunidades judías de Europa fue dirigida por los alemanes, aceptada -cuando no impulsada- por las autoridades clericales, y fue impuesta por las autoridades locales tanto las pro-nazis como las "neutrales" quienes veían en el antisemitismo todo tipo de beneficios ideológicos desde la "unión" de sus pueblos tras los líderes antisemitas en nombre de la religión hasta los que los usaron como fuente de ingresos (los alemanes pagaban por cada judío que era enviado a los campos de exterminio, la policía local se robaba sus ropas, los gobiernos locales se quedaban con sus casas y empresas -por pequeñas que éstas fueran -y distribuían los trabajos que quedaban vacantes entre seguidores leales que no calificaban para las plazas pero servían para consolidar el régimen.
Nadie podía imaginarse una confabulación de esta magnitud (todo el mundo ganaba algo en la persecución de las minorías -menos claro los perseguidos-) y nadie podía creer que todos participaran con tanta "eficiencia" y sangre fría.
Y de todos modos, desde la Guerra civil Española donde las brigadas internacionales y el Bund llevaron la bandera judía al frente de la oposición al fascismo (en este caso representado por el franquismo apoyado por la iglesia católica) hasta todos los bosques europeos donde los movimientos de partisanos tenían siempre una cantidad de judíos que superaba con mucho su porcentaje de la población local (en Francia superó el 50% y en Lituania, Letonia y Estonia eran casi el 80%)
Hasta el día de hoy, los únicos que han reconocido su absoluta complicidad con los alemanes son los franceses.
Y si bien esto no ayuda en nada a las víctimas por lo menos separa a los franceses de los austríacos - que ni recuerdan que hubo guerra-, los suizos que siguen guardando las cuentas de quienes al morir en Aushwitz y otros campos no pudieron presentarse en Berna con los certificados de defunción que hasta la fecha piden los bancos suizos a los descendientes sobrevivientes para poder entregarles los depósitos de sus abuelos o padres que los bancos suizos tienen bien resguardados en sus cajas fuertes, o los Húngaros o Griegos que ya tienen nuevamente partidos nazis en el gobierno afirmando que todos los problemas de sus países son culpa de los judíos (a pesar de que casi todas sus poblaciones fueron exterminadas) y ni hablar de Lituanos, Estonios y Letones que consideran a los judíos sus enemigos por haber luchado contra la Alemania que venía a salvarlos de los Rusos.
3. ¿Es el holocausto "especial" porque mataron a judíos?
Para nada, lo que pasa es que por su propia trayectoria los judíos guardaron, escribieron, documentaron lo que sucedió en mayor detalle que otros grupos. Desgraciadamente los gitanos, testigos de Jehová, homosexuales, socialistas, anarquistas, comunistas, etc. no documentaron todo lo que a sus gentes les pasó y eso hace parecer que el Holocausto fue solo contra los judíos pero en realidad, si bien toda la propaganda y el mayor esfuerzo fue dirigido contra ellos (los judíos) por estar representados en todos los países de Europa, ser claramente identificables por su oscuro color de piel, pelo y ojos cuando no vestimenta e idioma de ninguna manera fueron los únicos, y de haberse logrado un armisticio entre las partes o haberse prolongado la guerra unos meses más, los siguientes grupos -ya habiendo sido pre-seleccionados por los alemanes hubieran mantenido funcionando la línea de producción literalmente, con su propia sangre-.
En occidente hubieran seguido los eslavos y en oriente los chinos seguidos por los latinos cuyo mestizaje ofendía a Hitler y cuyos recursos naturales atraían a los industriales alemanes.
4. Y los judíos, ¿nos dejamos matar como borregos ?
Es curioso notar que habiendo muerto en Aushwitz varios cientos de miles de prisioneros rusos -entre muchos otros- solo los judíos organizaron levantamientos armados. Si en Aushwitz, Treblinka, Maydanek, Sobibor y tantos otros campos y Ghettos los judíos se levantaron en armas.
¿Por qué entonces ocultarlo?
Porque a todos les convenía hacerlo así.
Mientras "el pueblo" estuviera convencido de la pasividad de los judíos la masa estaría dispuesta a atacarlos esperando recompensa material y ningún riesgo físico.
Cuando los judíos pudieron responder los atacantes huyeron o se desbandaron.
Pero además los judíos no solo lucharon como judíos sino que además representaron un % muy por encima del que les correspondía demográficamente en el número de partisanos en los ejércitos de defensa en los países donde las autoridades locales estaban más que contentas con la ocupación alemana; es más, en el contexto de los ejércitos aliados, los judíos representaron -nuevamente, porcentualmente- un número mucho mayor que el de cualquier otro grupo.
Me atrevo a afirmar que sin los judíos no hubiera habido levantamientos armados contra los alemanes (la propia Varsovia tardó más de un año después del levantamiento en el Ghetto de Varsovia en reunir el valor para hacer su propio levantamiento y solo lo hicieron porque creyeron que los rusos, que estaban cerca, correrían en su ayuda y aun entonces, con armas proveídas por los aliados, con apoyo americano, con Alemania ya en plena derrota su levantamiento fue aplastado en unos días -el del ghetto duro más de un mes -.
5. ¿Fue el levantamiento del Ghetto de Varsovia el único que hicieron los judíos?
Hay quienes creen que el Levantamiento del Ghetto de Varsovia fue el único, o el primero, o una de los pocos levantamientos armados judíos y sin embargo ese no fue más que uno más de los muchos levantamientos que hubo en Ghettos, campos de exterminio y bosques y poblados donde los judíos lucharon, con lo que tenían, contra los alemanes y sus cómplices locales.
Entre muchos otros recomendamos el libro "Jewish Resistance" que documenta en casi 1000 páginas en letras pequeñitas, muchos -mas no todos- los movimientos de resistencia y levantamientos contra los alemanes, y eso sin contar los miles de actos de resistencia pasiva, intelectual, que eran tan o más difíciles de implementar como los ataques armados.
6. ¿Pero, qué, los judíos no aprendieron a luchar en Israel?
Esta afirmación es tan ridícula que quisiéramos ignorarla pero desgraciadamente hay quienes creen que solo en Israel los judíos se han defendido ignorando quizás que estos mismos luchadores de los Ghettos y los bosques europeos viajaron literalmente por cielo, mar y tierra para acudir a la defensa de Israel en su guerra de independencia.
La mitología de la "muerte como borregos" acomoda y sienta bien a ciertos sectores de la sociedad israelí que, para justificar sus posiciones, quieren hacer creer que todo lo "bueno", lo "valiente" lo "nuevo" del judaísmo proviene de ese país.
Afortunadamente no es así. Ni los judíos europeos murieron como borregos ni los otros son superhéroes. La realidad está en alguna zona intermedia.
Hoy en día un israelí normal está más entrenado en el uso de armas que un judío de otras nacionalidades pero esto no se debe a que es israelí, se debe a que sus vecinos no le permitirán perder ni una guerra so pena de ser exterminados. O sea, como cualquiera podría concluir, se debe a las circunstancias, no al carácter.
Es más, yo diría que judíos europeos como Golda Meir, Beguin, Felix Zandman todos "humildes" judíos ashkenazim son tan heroicos como sus contrapartes israelíes y me atrevería a afirmar que si pudieran, muchos de los israelíes quisieran ser "menos heroicos" y vivir en paz.
7. El levantamiento del Ghetto se celebra todos los años en Polonia, ¿verdad?
MENTIRA. Este año por primera vez Polonia incluye el levantamiento del ghetto de Varsovia en sus fechas nacionales. ¿Por qué hasta hoy?
Porque para celebrarlo tienen que reconocer que no lo apoyaron, que los judíos, luchando contra los alemanes cuando estos aun no perdían ni una batalla lograron resistir más tiempo que la ciudad de Varsovia que se levantó contra los alemanes solo hasta 1944 y solo cuando los rusos ya estaban cerca y que aun así no pudo resistir a las derrotadas tropas alemanas más que unos días cuando los judíos -sin la ayuda ni de la población local, ni de las autoridades locales ni mucho menos del gobierno polaco en el exilio- luchó y detuvo a los alemanes (que usaron, infantería, tanques y aviación contra ellos) por más tiempo y provocaron más muertos entre ellos.
Porque no conocemos bien la historia: El problema de la historia:
Los judíos europeos, como ya se ha ido documentando cada vez más claramente se encontraron en el centro de la vorágine del enfrentamiento entre dos movimientos dictatoriales, la Alemania fascista y la Rusia Estalinista.
Durante la guerra los fascistas los persiguieron, al terminar la guerra desde el Pogrom de Kishinev -provocado por el retorno de unos cuantos sobrevivientes de los campos hasta 1968 cuando Gromyko los acuso -a pesar de que estaban muertos- de ser los enemigos del comunismo polaco los comunistas provocaron que todas sus luchas, resistencia y en ocasiones simple existencia fueran negadas.
Además, en Occidente también se bloqueó la información porque mientras en oriente éramos los capitalistas, en occidente éramos los comunistas y celebrar o recordar algo positivo era inconcebible dado que éramos el enemigo todo lo cual sumado al profundo odio de Ben Gurion a la diáspora en general y a la Europeo-Oriental con su idioma milenario en particular provocó la leyenda de que no éramos más que borregos que nos dejamos matar.
A pesar de que la guerra de independencia de Israel se benefició de los miles de refugiados que desde Europa Oriental llegaron a sus playas -a pesar del bloque británico- para tomar nuevamente las armas para defender sus vidas y ahora el naciente Estado, la leyenda bengurionista se preservó para presentarnos como víctimas inermes incapaces de defendernos fuera de las fronteras de ese Estado porque así convenía a los intereses de un país que necesitaba -desafortunadamente- justificar su existencia a un mundo que no le ha dado la bienvenida.
Afortunadamente la leyenda está siendo superada por la realidad.
El levantamiento en el Ghetto de Varsovia fue el más grande - o el más exitoso ya que ese honor corresponde primero al levantamiento de Sobibor que liberó el campo en su totalidad seguido del de Treblinka que provocó el cierre total de ese campo y el levantamiento de las mujeres desnudas de Aushwitz que lograron destruir el crematorio 3 y así salvar la vida de miles de personas.
El de Varsovia fue el más público, el más notorio, el que marcó la desaparición final del hasta entonces orgulloso judaísmo ashkenazi que no ha logrado reponerse hasta la fecha, el levantamiento del que todos tenían informes y nadie movió un dedo - a lista de pretextos es enorme, la realidad es que a nadie le importaba ayudarlos y nadie se beneficiaría del triunfo o salvación de estos luchadores judíos.
Un libro de 970 páginas y letra muy chiquita para documentar muchos -mas no todos- los levantamientos armados que contra los alemanes y los gobiernos locales hicieron los judíos.
Por otro lado la imagen de víctimas sumada a la de "borregos" creada en los primeros años de la postguerra servían igual para reforzar la necesidad de la creación y mantenimiento de un Estado que solo en fechas recientes ha sido adoptado por las comunidades judías que, a pesar de todo lo sucedido, no veían en el nuevo Estado una solución práctica a sus problemas comunitarios o sus disyuntivas como individuos y menos aún como ciudadanos de sus respectivos países y que aún hoy en día, no tienen ni pensado abandonar sus países para integrarse como ciudadanos al nuevo Estado sin que esto demerite de ninguna manera ni al nuevo Estado Israelí ni a los judíos que prefieren no ser israelíes -por lo que, crear la imagen mítica de un judío "siempre victimado" reforzó y justificó la creación y sostenimiento del Estado.
8. ¿La fecha judía del día del levantamiento corresponde a Yom Hashoa?
NO. Las fechas a recordar y su significado verdadero:
El Día Internacional de conmemoración a las víctimas del Holocausto:
Celebrado el 27 de Enero el día de la liberación de Aushwitz por el ejército soviético permite al mundo "recordar". a las victimas sin tener que mencionar su complicidad en el crímen.
Honramos su memoria, recordamos su liberación, pero no mencionamos la participación activa y los beneficios que de este crimen obtuvieron empresas, gobiernos, empresarios,  lo que podría ser el subtítulo de esta conmemoración la cual ni siquiera sirve para que en la propias Naciones Unidas que la establecieron, se imponga la verdad ante las afirmaciones de Ajmedinayan y otros de que el Holocausto nunca sucedió.
Yom Hashoa:
Esta fecha fue seleccionada -prácticamente al azar por las autoridades israelíes- para recordar a las víctimas del Holocausto fuera del contexto de la fecha real del Levantamiento del Ghetto que de acuerdo con el calendario judío se realizó la noche del primer seder de Pesaj.
Estoy seguro que algunos se ofenderán pero la realidad es que viéndose Ben Gurion como el Moisés moderno y a Europa como la Egipto contemporánea, la festividad de Pesaj debía mantenerse "virgen" para que su relación ancestral entre diáspora e Israel no se viera cuestionada.
Es curioso porque muchos pueden ver en Egipto todas las fases de una revolución, de un levantamiento contra la opresión (milagros divinos dejados al margen) que culminaron con la creación de un Estado Judío en Cannaan y podrían haber pensado que recordar y celebrar el Levantamiento en la noche del primer seider solo hubiera reforzado esa imagen. Así debería ser pero no es. Yom Hashoa es una fecha arbitrariamente seleccionada por el gobierno Israelí -en su derecho incuestionable de hacerlo así- para servir de memoria a esa nación -siempre unos días antes del día de la Independencia y de las consecuencias que tendría el perder una sola guerra en el cercano oriente actual pero no es, de ninguna manera, una fecha ligada directamente con el levantamiento del Ghetto de Varsovia ni con ningún acto de resistencia en Europa-.
9. ¿Por qué tener Yom Hashoa, día del Holocausto y Día del Levantamiento?, ¿no son todos iguales?
Porque es necesario dar a cada grupo, país o familia el entorno necesario no solo para recordar sino para aprender de la historia y encontrar la inspiración para trabajar activamente en contra de su repetición.
Así, Hungría celebra -a partir de este año- el 16 de Abril, día del Holocausto en Hungría -16 de Abril de 1944, el día en que se iniciaron las deportaciones desde Hungría.
Los Israelíes y quienes quieren unirse a sus celebraciones utilizan Yom Hashoa como preámbulo para Yom Hazikaron y Yom Hatzmaut.
Los judíos no israelíes que desean mantener su autonomía como judíos seguirán celebrando el 19 de Abril que les permite remitirse a sus raíces (ashkenazim y sefaradim por igual) porque el 19 de Abril es probablemente -no probablemente, seguramente- el único día en el que se recuerda a las víctimas y se celebra su valor, su prestancia y su sobrevivencia.
Varsovia no fue la primera, fue la de mayor duración, ¿fue un fracaso? duró más que Varsovia, más que Francia, más que Europa sin Inglaterra y Rusia.
10. Hay algún ejemplo que ilustre de manera dramática todos estos eventos y los convierta en una realidad palpable al día de hoy?
Absolutamente, el Ejemplo de Felix Zandman, por sus múltiples y curiosos vértices históricos es único en cuanto a que une en una sola vida, la de Felix, en una sola cadena de eventos (la de Vishnay, su compañía) la historia de este periodo, la recuperación de lo robado por los industriales alemanes (en este caso Siemens a la familia de Rotheneau -Telefunken- en una sola experiencia con su memoria de haber sido salvado por católicos, y de haber salvado a muchos israelíes sino al mismo Israel con sus inventos y tecnología. Leer más: Diario Judío